Los futuros de la soya volvieron a bajar el miércoles en el mercado de Chicago por séptima vez en las últimas ocho sesiones, con una caída de 1.9% que los llevó a mínimos en más de nueve meses por los temores que generan las tensiones comerciales con China.

Los futuros de trigo cayeron con fuerza por una toma de ganancias tras el repunte de casi 4% el martes. Las caídas generalizadas arrastraron al maíz, presionado también por pronósticos de lluvias en zonas clave de producción del grano en Estados Unidos.

Un reporte renovó temores sobre que China podría aplicar aranceles a la soya estadounidense como represalia en caso de que el gobierno de Estados Unidos cumpla con sus amenazas de arancelar productos chinos, dijeron operadores y analistas.

El contrato de soya para julio cerró con una caída de 18 centavos, o 1.86%, a 9.36 dólares por bushel. El contrato más activo tocó un mínimo desde el 31 de agosto a 9.3425 dólares por bushel.

El trigo rojo blando de invierno en Chicago bajó 18 centavos, o 3.18%, a 5.1650 dólares por bushel, consolidándose cerca de su promedio de movimiento de 30 días. Algunos operadores notaron liquidaciones de posiciones largas por parte de fondos de inversión.

El maíz para julio se mantuvo en terreno positivo durante gran parte de la sesión, pero chocó con un nivel de resistencia técnica cuando se acercó a su promedio de movimiento de 10 días. Cerró con una caída de 1.5 centavos a 3.76 dólares por bushel.