Los futuros de soya bajaron el lunes en Chicago desde máximos en tres semanas, presionados por una abundancia de oferta y preocupaciones en torno a la escalada de las tensiones comerciales con China.

El maíz finalizó casi sin cambios gracias a que la proyección oficial de que la superficie sembrada con el grano estuvo por debajo de lo esperado, lo que contrarrestó las presiones negativas sobre los precios. Los futuros de trigo bajaron por cuarta vez en cinco sesiones por ventas técnicas.

Las preocupaciones por una escalada en la disputa comercial entre Estados Unidos y China pesaron sobre las materias primas agrícolas. El gobierno chino anunció el domingo mayores aranceles para una larga lista de productos estadounidenses, entre ellos la carne de cerdo y el etanol.

La soya para mayo cayó 9.25 centavos y cerró a 10.3550 dólares por bushel, tras haber tocado más temprano máximos en tres semanas a 10.6050 dólares por los pronósticos de siembra de la oleaginosa publicados la semana pasada por el Departamento de Agricultura estadounidense.

El maíz para mayo cerró con una caída mínima de 0.5 centavos, a 3.8725 dólares por bushel, tras tocar durante la sesión máximos en dos semanas y media a 3.9250 dólares impulsados por la proyección de siembra del grano.

El trigo para mayo en Chicago bajó 4.75 centavos, a 4.4625 dólares por bushel. El contrato superó brevemente el promedio móvil de 100 días pero no encontró sostén por encima de ese nivel técnico clave.

En Kansas, el trigo duro rojo de invierno subió 0.25 centavos, a 4.6750 dólares por bushel, apuntalado por preocupaciones relacionadas con el clima seco en partes de los Grandes Llanos estadounidenses. El trigo de primavera bajó 5 centavos a mínimos en 11 meses, a 5.7350 dólares.