De manera sorpresiva, la inflación presentó una variación negativa de 0.04% durante la primera quincena del presente mes, junto con una caída de 0.07% en el índice de la canasta básica.

Este resultado no era esperado por el mercado, pues se estimaba que los precios al consumidor subieran en alrededor de 0.15 por ciento.

Según datos del Banco de México desde el 2005 no se veía una variación negativa para un periodo similar.

Lo anterior, debido a los menores precios en el rubro de frutas y verduras que bajaron 2.53%; mientras que los pecuarios lo hicieron con 0.21 por ciento.

Las mayores incidencias nuevamente se observaron en el jitomate y la cebolla con disminuciones de 12.01 y 16.30%, respectivamente. También influyó la baja en la uva de 7.73%, el tomate verde con 9.68% y el detergente con 1.35 por ciento.

Sin embargo, la inflación subyacente, que elimina los precios volátiles, sigue a la alza con un aumento de 0.03% en los primeros 15 días de junio.

Y es que sigue el alza en el transporte colectivo, en esta ocasión, de 1.22%; la gasolina de bajo octanaje con 0.26%, y la electricidad con 0.29 por ciento.

Así, el rubro de los precios administrados y concertados subió 0.21 por ciento.

De igual manera, se resintió el encarecimiento de la naranja con un aumento de 7.83% y del chayote con 18.02% más.

Las más inflacionarias

Por localidades, destacó la ciudad de Tapachula, en Chiapas, por tener la variación más alta en el índice de precios al consumidor con 0.42%, seguida de Veracruz con 0.24 por ciento.

En cambio, Campeche encabezó a las que siguieron la misma línea de la inflación general con una variación quincenal negativa de 0.57%; en Torreón se observó una caída de 0.47 y de 0.34% en Monterrey en Nuevo León.

Por rubros, el de alimentos y bebidas bajó 0.50%, al igual que el de muebles y enseres domésticos con 0.06 por ciento. Por el contrario, subió 0.16% el de ropa y calzado.

Invex Grupo Financiero destacó que la desaceleración y la caída de los precios de mercancías responden a un crecimiento modesto y estabilidad en el tipo de cambio.

Datos recientes de actividad industrial de EU y consumo interno en México refuerzan la expectativa de la institución, que prevé avances modestos en la demanda interna del país durante los próximos meses , indicó la institución.

[email protected]