La Bolsa de Nueva York regresa a la actividad después de un parón de tres días con la noticia del rotundo incremento de las posiciones cortas de George Soros en el índice Standard & Poor's 500.

Los últimos registros de sus vehículos de inversión reflejan que las posiciones bajistas sobre el S&P 500 se han disparado en las últimas fechas hasta los 1,300 millones de dólares.

En sus anteriores registros, la apuesta bajista de Soros se 'limitaba' a unos 470 millones de dólares. El índice S&P 500, disparado casi un 30% en 2013, se ha frenado en el inicio de 2014. Antes de la apertura de hoy presentaba un saldo ligeramente bajista en lo que va de año, del 0.5%.

En plena retirada progresiva de los estímulos monetarios introducidos por la Reserva Federal (Fed), Wall Street ha acusado en las últimas semanas las alertas procedentes de los mercados emergentes, los temores a una desaceleración en la recuperación económica y las dudas generadas por la publicación de los últimos resultados empresariales.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica

[email protected]