Los gestores de fondos son los reyes de Wall Street. Al menos, en términos salariales, según el último ránking publicado por la revista Forbes, que estima que los 25 jefes mejor pagados entre las firmas de capital riesgo (private equity) y de fondos especulativos (hedge fund) ganaron en conjunto 24,300 millones de dólares durante el año pasado, un 50% más que en 2012.

La cantidad equivale, por ejemplo, al beneficio anual de un titán como Samsung o al montante total de ayudas que piensa dedicar la UE a Ucrania durante los próximos siete ejercicios. El hito se produce pese a que 2013 no fue el mejor año para estos fondos, con rendimientos, en la mayoría de los casos, inferiores al índice Standard & Poors 500.

Es el caso de George Soros, el rey del ránking, cuya retribución alcanzó los 4,000 millones de dólares el año pasado, lejísmos de los 1,100 millones de 2012, cuando ocupaba el quinto puesto de la clasificación de mejor pagados. Son sus honorarios por sus gestiones al frente de Soros Fund Management, que si bien no es dirigido ya directamente por el magnate, de 83 años, sí cuenta con su supervisión.

Entre las últimas decisiones de la firma, destaca España, con la entrada en Hispania Activos Inmobiliarios, la Socimi (Sociedad Anónima Cotizada de Inversión en el Mercado Inmobiliario) que el gestor de fondos Azora planea sacar a Bolsa, y con la compra del 3% del capital de FCC el año pasado. SAC Capital Le sigue en la clasificación David Tepper, un exoperador de Goldman Sachs de 56 años que fundó Appaloosa Management, con el que ha ingresado en su cuenta 3,500 millones durante 2013.

El año pasado ocupaba el primer puesto con 2,200 millones. El tercer puesto corresponde a Steve Cohen, que dirige SAC Capital Advisors, el fondo que pagó el año pasado la mayor multa de la historia (1,800 millones de dólares) por un escándalo de información privilegiada.Eso no fue óbice para que el magnate ganara 2,300 millones, un 77% más que en 2013.

Fuera de podio, con una retribución de 1,900 millones de dólares, se sitúa John Paulson, al frente de Paulson&Co. Le sigue de cerca el omnipresente Carl Icahn, un popular tiburón de Wall Street, cuyo salario alcanzó los 1,700 millones. Completa la élite de seis gestores que ganaron cifras por encima de los 1,000 millones otro veterano de Wall Street: James Simons, de Renaissance Technologies, con 1,110 millones de dólares. Al igual que Soros, Simons sigue desempeñando un importante papel en la firma, aunque no en las operaciones diarias.

El resto del top ten está repleto de nombres muy conocidos, como Ray Dalio de Bridgewater Associates, con 900 millones de dólares, cantidad similar a la que recibió Ken Griffin, de Citadel. Les acompañan Larry Robbins, de Glenview Capital Management, con 750 millones, y Leon Cooperman de Omega Asesores, con 730 millones de dólares.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica

fondos@eleconomista.com.mx