Tras una débil temporada de reportes corporativos en México y temores a una desaceleración económica y global, sólo en 10 firmas de las 35 del S&P/BMV IPC, analistas han mejorado su precio objetivo en los últimos seis meses.

Entre febrero y agosto, el precio objetivo de las acciones de Grupo Carso se incrementó en 10.15%, de 69.77 pesos al inicio del periodo a 76.85 pesos cada una al final del lapso mencionado.

El precio objetivo es el que se considera que debería valer una compañía, según sus fundamentales, y sirve como una referencia orientativa de qué tan cara o barata está una acción. Un incremento en este implica que han mejorado las perspectivas de la compañía.

La firma propiedad del magnate Carlos Slim opera diversas empresas en el ramo comercial, comunicacional, industrial y de consumo, incluyendo Sanborns, Sears y Mixup.

“Es una empresa líquida, con bajo apalancamiento y mantiene inversiones constantes”, opinó Jaime Ascencio, analista de Bursamétrica, a través de una nota de análisis.

En el caso de Grupo Aeroportuario Centro Norte, que opera las terminales aéreas de Ciudad Juárez, Acapulco, Monterrey y Zihuatanejo, entre otras, su precio objetivo promedio se elevó 9.05%, de 121.46 pesos por acción a 132.46 pesos por cada título hacia el final del año.

El resto de firmas en que se mejoró la valoración de las acciones hacia el final del año, aumentando su precio objetivo promedio, son: Walmex (7.06%), Santander México (6.19%), Grupo Aeroportuario del Pacífico (5.87%), Gentera (5.58%), Cuervo (5.0%), Kimberly Clark de México (4.68%), Regional (2.15%) y Coca Cola FEMSA (1.02 por ciento).

[email protected]