El número de estadounidenses que pidió subsidio de desempleo por primera vez subió en 1,000 la semana pasada, según un informe del jueves que podría generar temores de que la recuperación del mercado laboral se ha estancado.

Las solicitudes iniciales de beneficios por desempleo se incrementaron a 427,000, dijo el Departamento de Trabajo. Un funcionario del departamento agregó que la leve alza significa que el nivel estuvo "esencialmente sin cambios".

Pero economistas consultados por Reuters habían estimado una caída en las solicitudes a 415,000 frente a un reporte previo de 422,000 solicitudes.

RDS