Washington- Las nuevas solicitudes de subsidio de desempleo en Estados Unidos aumentaron inesperadamente la semana pasada, mostró este jueves un informe del Gobierno, pero el avance no fue lo bastante fuerte como para cambiar las percepciones de que el mercado laboral se está fortaleciendo.

Las solicitudes iniciales se incrementaron en 8,000 para una cifra desestacionalizada de 362,000 en la semana terminada el 3 de marzo, dijo el Departamento de Trabajo. La cifra de la semana anterior fue revisada a 354,000 desde el dato preliminar de 351,000.

Los economistas consultados por Reuters esperaban una cantidad de 351,000 pedidos.

El promedio móvil de cuatro semanas de nuevos pedidos del beneficio, considerado una mejor medida de las tendencias del mercado laboral, aumentó en 250 a un total de 355,000, aún cerca de sus mínimos en cuatro años.

ros