Carlos Slim continúa reforzando su posición en el accionariado de FCC, en el que es el primer accionista y justo cuando la empresa está a punto de iniciar una ampliación de capital para reforzar su balance. Slim ha elevado hasta el 27.429% su participación, tras adquirir en los últimos días un nuevo paquete de acciones representativo del 0.18% de su capital social.

Es la tercera ocasión en menos de un mes en la que el empresario mexicano recurre al mercado para reforzar su porcentaje en la compañía. Esther Koplowitz es el segunda accionista de control con un 22.5 por ciento.

Slim se acerca así al 30% que fija la ley como el límite, a partir del cual un inversionista debe lanzar una oferta de compra sobre la totalidad de la empresa. Además, el empresario mexicano se ha comprometido a suscribir la parte que le corresponde en la ampliación de capital de 709 millones de euros que FCC tiene en marcha y podría apoyar financieramente a Koplowitz para que mantenga su cuota en la empresa.

Con los 709 millones de euros, FCC quiere amortizar total o parcialmente un tramo de deuda PIK (se capitaliza al vencimiento) de unos 500 millones de euros que acumula intereses del 5 por ciento. Además de reducir deuda, el grupo dejará de estar sometido al cumplimiento de varios ratios para poder distribuir dividendos. La ampliación está condicionada a que los bancos acepten una quita del 15% sobre el saldo vivo, es decir, unos 65 millones si se amortizase el 100% de ese crédito.

[email protected]