La caída del precio de la acción de Volaris en los últimos dos días ha sumado 18.06% (ayer cerró en 12.45 pesos), aunque eso no significa el acabose para la aerolínea porque ésta tiene la solidez para hacer frente a dicha situación , aseguró ayer su director general, Enrique Beltranena.

Lo veíamos venir. Tuvimos reuniones con nuestros analistas desde noviembre, cuando vimos los resultados de octubre , comentó en entrevista.

El cuarto trimestre del 2013, poco alentador para la economía del país, afectó los resultados anuales.

El descenso en el valor de la acción comenzó al día siguiente de que la aerolínea presentara su reporte financiero del cierre de año, en el que se observaron resultados mixtos.

Los ingresos operativos crecieron 11.3% respecto del 2013, al sumar 13,002 millones de pesos. La utilidad neta alcanzó los 265 millones de pesos para crecer 30.5%; mientras que la utilidad operativa bajó 16.1% al llegar a 317 millones de pesos.

IMPACTÓ LA BAJA EN TARIFAS

De acuerdo con el directivo, la baja de tarifas (hasta 40%) en rutas como Guadalajara-Tijuana o Guadalajara-Culiacán durante el último trimestre del año pasado para atraer pasajeros impactó a la línea aérea. Lo anterior ocasionó que la empresa no fuera rentable, lo que no sucedía desde el 2008.

Estamos acostumbrados a eso, es una pérdida operativa y tenemos que entender que eso le duele a los inversionistas. Por otro lado, el modelo está más sólido que nunca; la estructura igual y vamos a sacar adelante las cosas , agregó vía telefónica.

UNA INDUSTRIA CÍCLICA

Beltranena recordó algunas complicaciones que debieron enfrentar entre octubre y diciembre: la débil situación económica de Estados Unidos y México, la incertidumbre de la aprobación de las reformas, así como la situación de inseguridad que enfrenta Michoacán y la definición de los slots (espacios de despegue y aterrizaje) en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Todos los eventos contribuyeron a que hubiera una demanda menor en el mercado de pasajeros y el nivel de tarifas que tuvimos que utilizar hubo que bajarlo sustancialmente para poder jalar el trafico que necesitábamos , agregó.

Sin embargo, Volaris continuó la consolidación de su estrategia de negocio en el trimestre referido al lanzar 14 nuevas rutas (11 domésticas y tres internacionales en Phoenix, San Antonio y Chicago-O’Hare).

Se implementó una nueva política de equipaje, inició la venta de productos a bordo, comenzaron a vender boletos mediante una alianza con la empresa de autobuses ADO e incorporó a su flota dos nuevos aviones que le permitirán reducir hasta 15% los costos de mantenimiento y combustible.

El comienzo de año ha sido con resultados positivos: ha crecido en pasajeros y factor de ocupación.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx