El director general de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), José Oriol Bosch, reconoció que aunque existe cierta preocupación ante una posible baja en la calificación crediticia soberana de México, por el momento no se advierte algún riesgo.

Puntualizó que el gobierno federal, junto con las autoridades financieras, están tomando medidas al respecto.

Incluso, mencionó que el nivel de calificación soberana de México de “BBB+” deja un margen.

En conferencia con motivo de la celebración de la emisión de un Certificado de Capital de Desarrollo a cargo de Vector Partners, el director general de la BMV destacó que una muy buena señal fue el apetito de los inversionistas por los títulos de deuda que México emitió el mes pasado en mercados internacionales, incluso se colocó a una tasa de interés por debajo del nivel esperado.

A mediados de enero de este año, México colocó un bono soberano por 2,000 millones de dólares a un plazo de 10 años en el extranjero, a una tasa de interés de 4.577%, más un cupón de 4.5 por ciento.

El papel tuvo una demanda de 8,000 millones de dólares, monto que fue cuatro veces mayor a lo colocado.

En este sentido, Edgardo Cantú, director general de Vector Casa de Bolsa, explicó que la preocupación de los inversionistas a nivel global se centra más en el plan para fortalecer a Petróleos Mexicanos (Pemex), la empresa productiva del Estado, más que en un ajuste en la calificación soberana de México.

“Hay preocupación por algunos temas que se está atacando y buscando resolver, como el caso particular de Pemex que ya se están tomando medidas para fortalecerlo. No vimos a nadie en particular que tuviera una preocupación al respecto a la parte soberana. Como que está más focalizado en lo que se va a hacer en Pemex”, aseguró Cantú luego de un road show que realizaron con inversionistas en Nueva York la semana pasada.

El director general de Vector Casa de Bolsa coincidió en que una buena señal fue la sobredemanda que se presentó con la emisión de bonos soberanos mexicanos, aunque reconoció que las tasas de interés siguen presionando a escala global.

[email protected]