La retribución al accionista continúa bajo mínimos. En 2013 las empresas cotizadas repartieron unos 22,000 millones de euros frente a los 26,800 millones entregados en el ejercicio anterior, según datos del informe de mercado que elabora BME.

Estas cifras se sitúan lejos de los 33,100 millones que llegaron a repartir las cotizadas españolas en 2009, momento en que la crisis económica todavía no había golpeado a las cuentas de las empresas.

Después de años de caídas, en 2014 comenzará a revertirse la tendencia, al menos para algunas compañías que forman parte del Ibex. De acuerdo al consenso recopilado por Factset, este año 25 empresas –el 71% del total– subirán su dividendo con cargo a los resultados de 2014, frente a los entregados a cuenta de los beneficios del año pasado.

ACS, Acciona, Popular, Mediaset, Gamesa, IAG, incluso Telefónica, se han visto obligadas a suprimir el dividendo, al menos en algún momento, durante los últimos años, para proteger su caja, y Bankia no podrá retribuir a sus socios hasta 2015 por órdenes de Bruselas.

Todos los otros bancos del Ibex, salvo Sabadell y Bankinter, han optado por la fórmula del scrip dividend para capitalizar la mayor parte del dinero destinado a retribuir a los accionistas. La misión es reducir la salida de caja con la entrega por defecto de acciones nuevas que no implican gasto alguno para la empresa. La diferencia con las ampliaciones de capital liberadas clásicas está en que la compañía se compromete a comprar los derechos a un precio concreto.

Además de los bancos, otras empresas tienen en marcha programas de scrip dividend, como ACS, Iberdrola, Acerinox y Repsol.

Desde que Santander comenzó con esta fórmula, el banco que preside Emilio Botín, BBVA, CaixaBank y también Banco Popular se han ahorrado alrededor de 19,000 millones de euros, de los que unos 14,500 millones corresponden al Santander. Los dividendos de la banca seguirán en la picota, previsiblemente, hasta 2015. El Banco de España baraja volver a limitar este año los pagos en efectivo al 25% del beneficio neto.

Las perspectivas de los analistas recopilados por Factset, elaboradas por Link Securities y ajustadas tras los comentarios de determinadas compañías, son optimistas con las remuneraciones de las empresas que forman el Ibex.

Las previsiones indican que Popular, Sabadell, Grifols y Bankinter mejorarán el dividendo por acción con cargo a los resultados de 2014 entre un 44% y un 76 por ciento. Popular, que terminó el viernes el proceso de retribución a sus socios, entregará una acción nueva por cada 126 o 0.04 euros por título, ha vuelto al dividendo después de cancelarlo por completo en octubre de 2012.

El consenso de analistas considera además que Mediaset España y Gamesa volverán a dar dividendo. El grupo de medios propietario de Telecinco lo canceló en marzo de 2013 mientras que Gamesa, que en sus últimas retribuciones había echado mano de la opción del scrip dividend, dejó de remunerar al accionista en el ejercicio anterior.

La rentabilidad por dividendo estimada para el presente ejercicio de 16 compañías del Ibex superará lo que ofrece el bono español a 10 años, ahora en el 3.59%, entorno de mínimos desde marzo de 2006, pese al ligero repunte de las últimas sesiones.

Entre las compañías que continuarán sin retribuir al accionista están Bankia yJazttel –que nunca han pagado dividendos en ninguna de sus fórmulas– FCC, Sacyr e IAG.La empresa que preside Esther Alcocer Koplowitz suspendió el dividendo en diciembre de 2012 y meses después su consejero delegado aseguró que en el plan estratégico de la compañía para el periodo 2013-2015 no estaba presente la retribución al accionista.Por su parte, Sacyr no dio dividendo entre 2009 y 2010, en 2011 pagó 0,1 euros por título y desde entonces no ha vuelto a abonarlo.

La retribución al socio rozará los 24,000 millones

El consenso de analistas recopilado por Factset calcula que el importe potencial en dividendos pagados o que pagarán las empresas del Ibex con cargo a los resultados de 2013 será de unos 22,100 millones de euros. Mientras, estiman que la retribución potencial con cargo a los beneficios del presente ejercicio rozará los 24,000 millones de euros.

La cantidad estimada es máxima, puesto que está calculada como si todos los accionistas de las empresas que utilizan el scrip solicitaran el dinero en efectivo. En ACS, por ejemplo, dueños del 50,5% del capital han preferido recibir una acción nueva por cada 62.

En el último de Santander, solo pidieron el efectivo propietarios del 13.6% del capital. Otra de las tendencias es la de amortizar acciones y así incrementar el importe retribuido por acción. El año pasado, 10 compañías cotizadas amortizaron capital por un total de 174 millones de euros. Destaca entre ellas la llevada a cabo por Iberdrola de 113 millones de euros , señala BME.

Las compañías que forman el Ibex abonarán una rentabilidad media del 4.8% este ejercicio, según Factset, lo que sitúa al índice por encima del 2.85% que calcula Bloomberg para el Dax alemán, del 2.8% para el Mib italiano y del 3.15% para el Cac francés.

Ahorro Corporación ha elaborado un calendario de dividendos en el que prevé que en marzo paguen Popular (0.03 euros por acción), CaixaBank (0.05 euros por título), en abril Bankinter (0.02), Sabadell (0.01 euros), BBVA (0.171), Santander (0.150), Abertis (0.33), Mediaset España (0.08). En mayo les tocaría a Inditex (1.2), Ebro Foods (0.17), BME (0.6), Telefónica (0.4 euros), Ferrovial (0.3), CaixaBank (0.05) y Grifols (0.2).

fondos@eleconomista.com.mx

En alianza informativa con