El cierre de la transacción se produce tras recibir la aprobación de los reguladores. Shell había recibido en mayo de 2015 una oferta vinculante por parte de DCC.

El resto de negocios de Shell en el mercado francés, donde tiene intereses en aviación, flotas comerciales y lubricantes, no se verán afectados por el acuerdo.

Por otro lado, la petrolera ha completado la venta de su participación del 75% en la china Tongyi Lubricants al grupo Huo y The Carlyle Group, sin que trascendieran los detalles económicos de esta operación.

Royal Dutch Shell registró pérdidas por un importe de 7,416 millones de dólares en el tercer trimestre del año, frente al beneficio de 4,463 millones de dólares en el mismo periodo de 2014, como consecuencia de la bajada de los precios del crudo y el impacto de costes extraordinarios por amortizaciones.

[email protected]