Del 12 al 16 de marzo del 2018, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) acumuló una baja de 2.22% respecto a la semana previa, en un periodo donde destacó la incertidumbre por los cambios en el gabinete de Estados Unidos.

El principal indicador accionario, el S&P/ BMV IPC, se ubicó en 47,477.58 unidades; con esto, en las primeras dos semanas de marzo, el mercado mexicano logró una ganancia de 0.08 por ciento.

Durante la semana que terminó el 16 de marzo, los participantes del mercado mostraron un tono de cautela debido a noticias relacionadas con la administración de Donald Trump, indicadores económicos positivos de Estados Unidos y una aversión al riesgo latente sobre una posible guerra comercial en los próximos meses.

La incertidumbre del mercado se vio reflejada en el índice de volatilidad VIX S&P 500, el cual osciló en un rango desde 14.94 hasta 17.59 puntos durante la semana.

Al cierre de la sesión se ubicó en 15.74 puntos, mostrando un incremento de 7.51% con respecto al cierre de la semana previa.

mayor movimiento

Durante la última sesión de la semana se observó un incremento en la volatilidad y en el volumen de operación de los índices accionarios de Estados Unidos y México, debido al vencimiento de contratos de futuros y opciones de índices y acciones, evento que se realiza el tercer viernes del último mes de cada trimestre.

Las emisoras que más ganaron en la semana fueron Nemak, con 6.22%, GMéxico Transporte (GMXT) con 4.30% y Fibra Shop con 3.80%; por el contrario, las que más perdieron fueron Gentera con 11.29%, Banco Azteca con 9.83% menos y CMR con un descenso de 9.10 por ciento.

S&P 500 GANA

El S&P 500 y el Promedio Industrial Dow Jones subieron el viernes, impulsados por fuertes cifras de producción industrial, pero los tres principales índices de Wall Street cerraron la semana con pérdidas.

La producción industrial en Estados Unidos subió 1.1%, su mayor incremento en cuatro meses.

El de energía lideró a los más importantes sectores del S&P 500 con un avance del 1%, en medio de un aumento de los precios del petróleo en los mercados internacionales.

Las ganancias del viernes se produjeron después de una semana de sobresaltos y preocupaciones sobre una guerra comercial de Estados Unidos con China y la turbulencia política que comenzó con el despido del secretario de Estado, Rex Tillerson.