Mientras que las acciones cerraron la semana con ganancias moderadas, buenos indicadores económicos en China, positivas perspectivas sobre la demanda y temas geopolíticos ayudaron a los precios de las materias primas a acumular rendimientos de hasta más de 2 por ciento.

En el mercado de energéticos, los precios del West Texas Intermediate (WTI) cerraron en 95.56 dólares por barril para acumular un alza semanal de 2.1% en el mercado de materiales de Nueva York, su mayor cierre desde el 17 de septiembre.

Ésta fue la sexta semana de ganancias para los precios del crudo, su mayor racha alcista desde noviembre del 2011.

En Londres, el Brent cerró en 111.89 dólares por barril, acumulando un avance de 1.9 por ciento.

La toma de una planta de gas natural en Argelia y las mejores proyecciones de demanda de energéticos por parte de la Agencia Internacional de Energía impulsaron los precios del petróleo.

La confianza entre los participantes en el mercado de energéticos ha cambiado claramente desde el comienzo del año, ante la evidencia o las expectativas de un aumento en la demanda para el material negro , dijo Fawad Razaqzada, analista técnico de GFT en una nota a clientes.

En tanto, el oro y la plata tuvieron una buena semana, acumularon ganancias de 5 y 1.6%, para alcanzar cotizaciones de 31.94 dólares y 1,687 dólares por onza, respectivamente, en el mercado de Nueva York.

No sólo los buenos indicadores económicos en Estados Unidos apoyaron los precios de los materiales, sino también el crecimiento de 7.9% del PIB en China al cuarto trimestre del 2012, superando las expectativas del consenso.

China es el segundo consumidor de oro en el mundo y el principal consumidor de petróleo no producido en su país, por lo que en los mercados de materias primas recibieron bien las buenas señales económicas de China.

Los mercados ahora parecen abrazar la idea de que la economía de China está recuperando gran parte de su antiguo vigor. Como tal, tiene que haber una buena oportunidad de decepción si los datos de entrada no cumplen con las expectativas , escribieron en una nota analistas de Capital Economics.

Hacia el cierre del 2013, Capital Economics espera que los precios del oro suban a 2,200 dólares por onza y que el petróleo cierre en 95 dólares por barril.