El peso consiguió cerrar con una ligera ganancia frente al dólar, esto pese a los temores por la situación fiscal que podría enfrentar España.

En su valor referencial a 48 horas, la divisa mexicana avanzó 0.10 centavos a 12.5770 pesos por dólar a la venta, con lo que acumuló seis jornadas consecutivas de avances y una apreciación de 2.65 por ciento.

En los últimos días, el peso se ha visto beneficiado por un mayor apetito por el riesgo.

Lo anterior, le permitió romper la barrera de las 12.60 unidades; de esta manera, en lo que va del año gana 3.86 por ciento.

El avance de ayer fue apoyado por la cifra de producción industrial de Estados Unidos, que creció 1.2% en mayo, más de lo estimado, frente a la alza de 0.7% de abril, mientras que el componente de la producción de servicios públicos aumentó 4.8 por ciento.

Lo anterior ayudó a atenuar las preocupaciones generadas por rumores a cerca de que la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Tesoro de Estados Unidos delineaban un plan de rescate para España.

A pesar de que esto fue desmentido por la Comisión Europea, volvió a provocar nerviosismo en los mercados financieros del mundo.

Bonos en máximos

Tan sólo el rendimiento de los bonos españoles a 10 años subió a máximos desde la creación del euro frente a la deuda de referencia, la de Alemania.

Por lo que el euro no pudo consolidar sus últimas ganancias y finalizó la sesión en terreno negativo.

En las próximas jornadas veremos si la moneda mexicana es capaz de continuar con su racha alcista, aunque también podría presentar algunos ajustes.

Si el optimismo continúa en el mercado cambiario, se espera que el peso se acerque aún más a las 12.50 unidades, por lo que la guía la darán las noticias en Europa y las cifras económicas de Estados Unidos.

[email protected]