Este año seguirá habiendo cierta volatilidad en el mercado bursátil, pero no en los niveles del 2013, por lo que el mercado de bonos se podrá beneficiar del tapering y seguir registrando entradas de capital , dijo Carlos Brown , jefe de Análisis Económico para Latinoamérica en Forex & Currency Research Center y Alpari.

Agregó que actualmente los mercados se mueven 100% por cuestiones de confianza, por lo cual ante cualquier situación, las bolsas de valores son las primeras que reaccionan, ya sea hacia arriba o hacia abajo .

Durante el seminario Tapering & Tightening , Brown explicó que el crecimiento de México está en entredicho, pues los inversionistas están expectantes sobre lo que pasará con las leyes secundarias de las reformas aprobadas, sobre todo la energética. No se atreven a actuar antes , comentó.

México es el país más favorecido por su alta dependencia (85% del comercio) a Estados Unidos y no se verá tan afectado por la situación en otros países emergentes, como China .

Agregó que el resto de los países emergentes, sobre todo de América Latina dependen mucho más de China, al ser el país asiático el primer consumidor de materias primas .

Para Brown, el tipo de cambio se mantendrá sobre el nivel de 13 pesos por dólar, de manera tal que se beneficiará de un posible despegue exportador a nivel internacional.

El especialista indicó que al tercer trimestre del año, posiblemente los capitales regresen a países emergentes como México, siempre y cuando los inversionistas tengan una mayor claridad sobre la situación del país .

diego.ayala@eleconomista.mx