Wall Street subió el lunes, impulsado por las acciones del sector salud, mientras los inversionistas buscaban acciones que se han vuelto baratas y que podrían resistir el impacto económico por la propagación del coronavirus.

El sector de salud del S&P subió 4.67%, en parte gracias a las ganancias de Johnson & Johnson y Abbott Laboratories.

Junto al sector salud, el de tecnología también ganó más de 4%, impulsado por un avance de más de 7% de Microsoft.

Un histórico paquete económico de 2.2 billones de dólares y una política de alivio monetario sin precedentes de la Reserva Federal (Fed) ayudó al S&P 500 a cerrar su mejor semana, en más de una década, la semana pasada, y al Dow Jones la mejor desde 1938.

Aún lejos de los máximos

Sin embargo, los tres principales índices bursátiles siguen más de 20% por debajo de los máximos alcanzados en febrero, pero los inversores ahora están tratando de evaluar el daño económico e identificar qué compañías estarán bien posicionadas cuando la economía comience a acelerarse.

El Promedio Industrial Dow Jones aumentó 3.19%, a 22,327.48 unidades, el S&P 500 ganó 3.35%, a 2,626.65 unidades, y el NASDAQ Composite agregó  3.62%, a 7,774.15 unidades.

Los inversionistas también vieron con buenos ojos la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciada el domingo, de prolongar las restricciones a la movilidad para contener la propagación del coronavirus hasta fines de abril.

BMV, en línea

La Bolsa Mexicana de Valores ganó en un entorno de compras de oportunidad tras recientes caídas pronunciadas.

Siguiendo el comportamiento de sus pares en Wall Street, el referencial índice accionario local S&P/BMV IPC avanzó 1.18% a 34,199.97 puntos.

La plaza cayó el viernes 5.34% y anotó su tercera baja semanal consecutiva, de 1.37 por ciento. En el año acumula un retroceso de 21.5 por ciento.

En Europa, las acciones cerraron con ganancias tras un alza de última hora, con compras centradas, principalmente, en los sectores defensivos en medio de la caída de los precios del petróleo y la continua ansiedad por el coronavirus.

El índice paneuropeo Stoxx 600 cerró con un aumento de 1.1% tras haber caído aproximadamente 1% más temprano en el día. Una apertura sólida en Wall Street, estimulada por el optimismo sobre la lucha contra el impacto económico del brote respaldó al mercado al final de la sesión europea. Pese a ello, el referencial sigue lejos del pico alcanzado a fines de febrero, y es probable que registre su peor segundo trimestre de la historia, debido a la ola de ventas provocada por el coronavirus.

El sector de salud fue el mayor impulso para el Stoxx 600, cerrando 3% arriba, debido a que el temor por el coronavirus mantuvo a los inversores operando con cautela.

[email protected]