En el sector minero existirían resultados mixtos. Grupo México sería la empresa favorecida por el efecto cambiario, pues de acuerdo con el nivel de su deuda de 9,836 millones de dólares (100% en divisa extranjera) dada a conocer en Bolsa mexicana dentro de último reporte trimestral, la emisora tendría un saldo a favor de 770 millones de dólares.

El beneficio se evidenciaría en la utilidad neta de la empresa minera, pues según estimaciones de Santander espera un incremento en la utilidad neta de 24.1% al cambiar de un monto de 26,438 millones a 32,814 millones de pesos en los primeros tres meses de este año.

Sin embargo, la minera Peñoles sería la empresa poco favorecida por la fortaleza del peso frente al dólar estadounidense, debido a que 70% de sus productos es vendido al exterior, sobre todo oro y plata.El director de análisis bursátil de MetAnálisis, Gerardo Copca, destacó que por el efecto cambiario se verán mermadas principalmente sus ventas y utilidades.

Estimó que en el primer trimestre de este año, Peñoles reportaría una ganancia neta de 7%, mientras que sus ingresos apenas alcanzarían un aumento de 6.5% en igual periodo.

Para los analistas de Intercam Casa de Bolsa, el mayor efecto de la apreciación del peso en Industrias Peñoles se concentraría básicamente en parte del flujo operativo (EBITDA).

En los primeros tres meses del año, la empresa minera alcanzaría apenas un aumento en el EBITDA de 7.6%, al pasar de una cifra de 1,414 millones a 1,521 millones de pesos, estimaron los especialistas.

catalizador en petroquímica

Respecto a la petroquímica Mexichem, se espera que presente un resultado positivo por crecimiento orgánico e inorgánico.

El sector de vinil y su integración vertical en la compañía será un catalizador para un mayor ingreso en la compañía, el cual se espera sea de más de 17%, a 1,644 millones de dólares, comparados con los 1,395 millones reportados en el mismo periodo del año pasado. Mientras que el EBITDA reflejará un crecimiento de 48.4%, a 307 millones de pesos.

“La tendencia de recuperación en los precios del PVC de la mano de la contribución de un trimestre completo del cracker de etileno en Texas, serán los principales motores de los resultados”, explicó Marissa Garza, analista de Banorte, a través de un reporte.

El segmento se vio favorecido por el alza en el precio de materias primas utilizadas en el proceso productivo, mismos que reflejaron un margen en Alpek por el incremento en el petróleo.

El aumento en las ventas de 9.1%, a 28,746 millones de pesos y un alza en el EBITDA de 4.8%, a 3,391 millones, “se explica por el sólido resultado en Poliéster, aunque la mejora secuencial se dio en Plásticos y Químicos.”, dijo.