Londres- El petróleo retrocedía este miércoles ya que unos datos económicos débiles en Europa afectaban al panorama de la demanda, contrarrestando unas cifras más positivas desde China y Estados Unidos.

El crudo Brent para junio disminuía 30 centavos a 119.36 dólares por barril a las 1040 GMT.

El petróleo estadounidense para junio perdía 41 centavos a 105.75 dólares.

El sector manufacturero de la zona euro profundizó su declive el mes pasado en momentos en que un retroceso que comenzó en la periferia del bloque parece estar instalándose en Francia y Alemania.

En Alemania, el sector manufacturero se contrajo al ritmo más veloz en casi tres años en abril, mientras que la actividad manufacturera en Francia, Italia y Grecia también retrocedió, al tiempo que creció la desocupación en Alemania y Francia.

"Parece que estuviéramos en una espiral descendente", dijo Bjarne Schieldrop, jefe de estrategia de materias primas de SEB en Oslo. "Las medidas de austeridad a lo largo de un período extenso están reflejándose en una actividad económica decepcionante", agregó.

En Estados Unidos, la historia es distinta. El crecimiento manufacturero estadounidense alcanzó en abril el mayor nivel en 10 meses, a la vez que en China, el sector industrial también se expandió el mes pasado, mostraron el martes datos gubernamentales.

El petróleo sigue bastante debajo de los máximos superiores a los 126 dólares por barril observados en marzo, y el movimiento de alzas relativamente pequeño del martes, tras los fuertes indicadores de Estados Unidos, refleja que en general existe un tono bajista, dijo Schieldrop.

Aparte, los temores a una perturbación del suministro de Irán han disminuido un poco en las últimas semanas, con palabras más conciliadoras tanto desde Teherán como desde Jerusalén, lo que ayudó a impedir una mayor escalada del crudo.

ros