Berlín - El sector manufacturero de Alemania se contrajo inesperadamente a su mayor ritmo en casi tres años en abril, reduciendo las expectativas de que pueda tirar el carro del crecimiento en la zona euro y sembrando un manto de sombra sobre la confianza empresarial.

El Indice Markit de Gerentes de Compra (PMI) de manufacturas cayó fuertemente a 46.3 desde 48.4 en marzo, de acuerdo a la estimación provisional dada a conocer este lunes, bien por debajo de la marca 50 que separa el crecimiento de la contracción.

Este registro es la tasa más acelerada de contracción desde julio del 2009 en el sector, que ha sido golpeado por un declive en algunas exportaciones, ya que la crisis de deuda en la zona euro ha afectado la demanda de sus socios comerciales clave.

"Los reportes son que las ventas a la Europa del sur son particularmente débiles, por lo que hay algo de evidencia de problemas en la periferia (de la zona euro) que se propagan a la Europa central", dijo Chris Williamson de Markit, que agregó que el comercio global también está cediendo.

"Alemania produce exportaciones que la gente quiere comprar cuando el crecimiento es bueno, pero reducir cuando hay señales preocupantes, y eso es lo que estamos viendo en este momento", agregó.

La lectura de manufacturas estuvo por debajo de las expectativas de un incremento a 49.0 en un sondeo de Reuters, con una serie de índices dentro del sondeo que se contrajeron a una tasa más acelerada que el mes anterior.

El índice compuesto del PMI, una medición combinada de servicios e industria, cayó a 50.9 desde una cifra final de 51.6 en marzo, rondando el estancamiento. El empleo cayó por primera vez en más de dos años con un índice que bajó a 49.2 desde 51.7 en marzo.

El ritmo de crecimiento en el sector servicios subió levemente a 52.6 desde 52.1 en marzo. Esta cifra superó el pronóstico de 52.3 en un sondeo de Reuters.

ros