La búsqueda de una vacuna que termine con la pandemia del Covid-19 ha impulsado el valor de las farmacéuticas en el mercado bursátil internacional, lo que ha disparado los precios desde el 11 de marzo y generado ganancias hasta la fecha por 441,560 millones de dólares en valor de mercado, para el sector de salud global.

Entre las emisoras que más se beneficiaron se encuentra Moderna, un laboratorio estadounidense que anunció que su medicamento tiene una eficiencia de 94.5% para combatir el virus, con un aumento de 619.4% en el precio de sus acciones desde la declaración de pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS); al cierre de la jornada se vendían en 169.86 dólares cada una, con una ganancia de 55,355 millones de dólares en valor de mercado.

Novavax se ha disparado 1,042.9% y se vende en 120.12 dólares, tras cotizar en apenas 10.51 dólares el 11 de marzo pasado. Mientras que el laboratorio BioNTech ha ganado 22,939 millones de dólares y repuntó 298.2%, hasta el cierre de este martes en la Bolsa de Nueva York.

Cansino Biologics, laboratorio de Hong Kong, ha ganado 103.6%; Genexine de Corea se ha impulsado 142.6%; y Chongqing Zhifei Biological, firma china, subió 116.3% desde la declaración de la OMS.

La farmacéutica estadounidense Translate Bio avanzó 205.1% y Glencore de Reino Unido repuntó 54.7% hasta este martes.

Existen más laboratorios que desarrollan la vacuna, como Pfizer que ha subido 39.6%; Astra Zeneca avanzó 17% desde el 11 de marzo a la fecha; la compañía Johnson & Johnson creció 15%; y la firma francesa Sanofi apenas avanza 3.5%, debido al rezago en sus investigaciones.

Carlos Hernández, analista senior de Mercados Bursátiles en Casa de Bolsa Masarí, comentó que las firmas farmacéuticas, y en general el sector salud, mantendrán una perspectiva positiva tanto en el corto como en el largo plazo.

“En el mercado en general, veremos un avance ordenado de los activos de riesgo y rendimientos positivos en lo que va del año. Hacia adelante podría ayudar a la fuerza de recuperación económica, dependiendo de la efectividad y disponibilidad en los países”, agregó Hernández.

politica@eleconomista.mx