Londres - El cobre cerró estable este jueves debido a que el fuerte crecimiento del sector fabril de China y Estados Unidos, que reforzó las expectativas de un repunte en la demanda de los principales consumidores mundial de metales, fue contrarrestado por decepcionantes resultados empresariales.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cerró en 8,095.50 dólares por tonelada, frente al cierre de 8,103 dólares la tonelada del miércoles.

El sector fabril de China y Estados Unidos se aceleró en enero a su ritmo más rápido en cerca de dos años, mientras que un informe que sugirió que el crecimiento repuntó en Alemania alentó las esperanzas de una recuperación más rápida en la zona euro.

Esto incrementó las expectativas de que la demanda de China, que consume alrededor de 40% del cobre refinado del mundo, se recupere tras las festividades del Año Nuevo a mediados de febrero.

No obstante, la confianza en el mercado fue limitada por un descenso en los mercados de acciones en China y Europa, después de que el gigante tecnológico Apple reportó ventas menores a las esperadas por tercer trimestre consecutivo.

Un informe que reveló que la actividad empresarial en Francia se contrajo en enero al ritmo más acelerado desde la crisis financiera global también pesó sobre los precios.

En Alemania, las cifras mostraron que en enero la actividad del sector privado subió a su nivel más alto en un año, aunque las inconsistencias en el ritmo de recuperación en Europa alimentaban las preocupaciones sobre la vulnerabilidad del crecimiento de la región.

ros