El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio retrocedió en un mercado con escaso volumen de negocios y limitado a su reciente banda de fluctuación ante las dudas sobre el futuro del sector energético.

Más temprano en la jornada, la empresa Tokyo Electric anunció una pérdida neta de 1.25 billones de yenes en el año fiscal 2010/2011 frente a un beneficio de 133,780 millones en el ejercicio anterior, debido a los costes de la peor crisis nuclear desde Chernóbil.

El Nikkei cerró con baja de 13.74 puntos, 0.14%, a 9,607.08 tras abrir a 9,612.87 y oscilar entre 9,670.92 y 9,600.48.

RDS