Los fondos de inversión tendrán entre sus retos fortalecer sus prácticas de gestión de riesgos de liquidez, reconoció el Banco de México (Banxico).

De acuerdo con información del instituto central, en los últimos 10 años, el valor de los activos de los fondos se duplicó al pasar de 5 a 11% del Producto Interno Bruto.

En consecuencia, agregó, es relevante que se evalúen indicadores cuantitativos que permitan determinar la suficiencia de activos altamente líquidos para hacer frente a escenarios de estrés.

Actualmente, hay en México 559 fondos de renta fija y variable que se integran en 28 operadoras de fondos, de las cuales 25% es independiente, mientras que las 21 restantes pertenecen a algún grupo financiero, banco o casa de Bolsa.

De manera histórica, las inversiones en papeles gubernamentales, que incluyen a los que emite el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario, tanto en directo como en reporto, integran la tenencia mayoritaria en la cartera de estos instrumentos.

El Banxico precisó que la mayoría de los activos se concentran en renta fija, que representaban 4% en el 2005 y que al cierre del 2015 llegaron a 8%; lo anterior, pese a que en el segundo semestre del 2008 y parte del 2009 se registró una contracción, por la crisis financiera global.

Recordó que la volatilidad de ese periodo motivó importantes retiros de ahorradores de deuda y de renta variable; esta baja se debió a los retiros más que a las minusvalías de los valores que constituían la cartera de los fondos.

El Banxico puntualizó que con el fin de inducir una mejora en la administración de liquidez, las autoridades financieras expidieron diversas medidas regulatorias.

Como un primer paso, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores emitió disposiciones que obligan a los fondos a elaborar alternativas de inversión para sus clientes, de manera que éstos reciban recomendaciones de inversión y servicios de asesoría financiera acordes a su perfil.

También se fijó la capacidad para escindir los activos de los fondos en periodos de estrés sin necesidad de contar con previa autorización de los reguladores.

[email protected]