La confianza del consumidor estadounidense se deterioró más de lo esperado a principios de junio, golpeada por una caída tanto en las expectativas como en la evaluación de la situación económica actual, mostró este viernes un informe.

La lectura general del índice sobre la confianza del consumidor estadounidense elaborado por Thomson Reuters/Universidad de Michigan fue de 71.8 en los primeros días de junio, desde el dato final de mayo de 74.3.

El dato estuvo por debajo de la mediana de las proyecciones de economistas consultados por Reuters de 74.0 puntos.