El ritmo de crecimiento en el mercado de deuda corporativa local se desaceleró en el primer semestre del año, si se compara con igual periodo del 2018.

Entre enero y junio pasados, las empresas levantaron 75,954 millones de pesos a través de la emisión de bonos, esto fue 44.25% menor respecto a los 136,243 millones de pesos de financiamiento registrado en los mismos meses del año pasado.

“Luego de un lento inicio en el ritmo de colocaciones durante el primer trimestre del 2019, en el segundo trimestre el dinamismo mostró mayor fuerza”, dijo a través de un análisis Tania Abdul Massih, directora de Deuda Corporativa de Banorte.

Actualmente hay siete empresas que han iniciado los trámites y enviado su solicitud a la autoridad regulatoria para colocar bonos, entre las que están las mineras Frisco y Autlán, que buscan hacer una emisión por 2,000 millones de pesos y por hasta 3,000 millones de pesos, en ese orden.

Otro de los emisores es el Banco de Exportaciones e Importaciones de Corea, que ya presentó su solicitud a la BMV y a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores; sin embargo, todavía no revela el monto que busca obtener con la venta de los títulos de deuda ni la fecha de emisión planeada.

Grupo Vasconia, dedicado a la fabricación y venta de artículos de aluminio para la cocina, busca levantar 1,000 millones de pesos; la fecha aún no está definida, pero prevé que suceda en el transcurso de este año.

Quien también busca financiamiento en Bolsa es Convertidora Industrial, que fábrica empaques como bolsas de plástico y películas plásticas, con un objetivo de 1,000 millones de pesos.

En las próximas semanas, se espera la emisión de la firma de crédito prendario Montepío Luz Saviñón por 500 millones de pesos y otra más del Fondo de la Vivienda del ISSSTE, por hasta 7,000 millones de pesos.

Poca actividad

La directora del área de Deuda Corporativa de Banorte explicó que para este mes de julio se anticipa poca actividad, después de que en junio marcó un repunte en el monto financiado a las empresas, con un total de 28,918 millones de pesos emitidos, la mayor cantidad registrada en el primer semestre del año.

Fue también el mejor mes si se compara con lo emitido en el mismo periodo del año anterior, se superó en 13.4% con 25,500 millones de pesos.

Mayo se ubicó como el segundo mejor mes de este primer semestre, con 16,200 millones de pesos recabados en el mercado privado de deuda de largo plazo, no obstante, enero se recuerda por su nula actividad.

Analistas bursátiles explicaron que, en periodos de incertidumbre, es natural que las empresas sean más cautelosas y esperan mejores momentos y condiciones para endeudarse, por lo que la desaceleración de esta primera parte del año es predecible.

En este 2019 las empresas están acudiendo poco por financiamiento a la Bolsa de valores y, particularmente, buscan recursos del mercado para refinanciar sus pasivos, expuso en un análisis Tania Abdul Massih.

En el semestre que concluyó, el mercado recibió las ofertas de la aerolínea de bajo costo Volaris por 3,000 millones de pesos, y de la aerolínea VivaAerobus que levantó 1,000 millones de pesos. Estuvieron también el fideicomiso inmobiliario del sector comercial Fibra Shop con 3,000 millones de pesos, y Alsea, la operadora de restaurantes como Vips, obtuvo 10,000 millones de pesos de financiamiento.

Otras emisiones que se dieron en medio de una fuerte volatilidad de mercado fueron la de Banobras, que lanzó una oferta por 10,000 millones de pesos, dividida en tres tramos, dos de los cuales fueron emisiones sustentables.

En el mismo contexto, salió la inmobiliaria Vinte, que levantó 700 millones de pesos con la venta de bonos sustentables en el mercado local.

Las ofertas de deuda típicamente son las que registran mayor actividad en mercado de valores local. En el 2018 representaron 83% del monto total financiado, de acuerdo con la BMV.

Fovissste y Montepío Luz Saviñón van por deuda en julio

En las próximas semanas el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste) y la empresa prendaria Montepío Luz Saviñón acudirán al mercado local de deuda privada.

Se prevé que este 22 de julio el Fovissste lance una oferta de bonos por hasta 10,000 millones de pesos, recursos que usará para originar nuevos créditos hipotecarios dirigidos a los trabajadores del Estado.

Moody’s y HR Ratings calificaron la emisión como un papel “AAA”, que es la nota más alta que otorgan a los emisores a escala nacional.

S&P expuso en una nota que el fondo ha mostrado “mejoras al modelo de cobranza y ha demostrado ser efectivo para realizar recaudaciones en una etapa temprana y para la gestión de incumplimientos”.

El organismo es el principal emisor en México de Certificados Bursátiles Fiduciarios respaldados con créditos hipotecarios. A finales del 2018 administraba 753,041 créditos, por 326,082 millones de pesos.

Los recursos serán para pagar parte de sus pasivos con vencimiento en este año.

Montepío Luz Saviñón es otra de los emisoras que planea la venta de títulos de deuda para este 26 de julio por 500 millones de pesos, en una segunda oferta de un programa total por 1,500 millones de pesos.

La emisora indicó en una presentación que los papeles que tienen un plazo de cinco años fueron acreditados con la nota “HR AA” por HR Ratings y “AA/M” por Verum, por su alta calidad crediticia y seguridad aceptables para el pago oportuno de su deuda.

“Montepío Luz Saviñón continúa presentando indicadores de capitalización y apalancamiento que se comparan favorablemente con otras instituciones financieras no bancarias. Al primer trimestre del año, dichos indicadores se ubicaron en 53.8% y 0.9 veces, respectivamente”, citó en un análisis la calificadora Verum.

[email protected]