Las ventas pendientes de casas usadas en Estados Unidos cayeron más de lo esperado en abril y tocaron mínimos en seis meses, dijo este viernes un grupo del sector, asestando un golpe a las esperanzas de una recuperación en el mercado de vivienda.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios dijo que su índice de ventas pendientes de casas se hundió 11.6% a 81.9 en abril, el nivel más bajo desde septiembre.

Los economistas consultados por Reuters esperaban que un indicador mostrara una caída de 1.0 por ciento.