La debilidad económica en Estados Unidos fue resentida por la economía mexicana que durante el segundo mes del año registró una desaceleración en la actividad económica, según lo reveló el Indicador Global de Actividad Económica (IGAE).

En cifras desestacionalizadas, el IGAE se contrajo 0.8% en febrero, su mayor retroceso mensual desde enero del 2008. En su interior, las actividades secundarias y terciarias fueron las que arrastraron al indicador con retrocesos mensuales de 1.7 y 1.4%, respectivamente, y las primarias subieron 5.3 por ciento.

De acuerdo con Rafael Camarena, analista económico de Santander, los datos de febrero en año bisiesto siempre vienen débiles debido a una distorsión de mercado, según explicó.

No obstante, en términos anuales tomando en cuenta el ajuste estacional, las cifras también fueron débiles, advirtiendo los malos datos en Estados Unidos.

Así, el IGAE creció 2.3% y en su interior las actividades secundarias y terciarias crecieron 1.6 y 2.5%, sus peores desempeños desde diciembre del 2009 y marzo del 2011, respectivamente. Mientras que las actividades primarias crecieron 12.2 por ciento.

Lo que preocupa es que sea el principio de una desaceleración, que es difícil, pero no imposible , dijo Oscar Jiménez, analista económico y de Mercados de Multiva. La parte preocupante es la desaceleración del sector industrial, enfatizó Jiménez.

Ello tendría origen en la ligera desaceleración del sector en Estados Unidos. Hubo un par de meses en que la producción industrial estadounidense se estancó en términos mensuales y ello había afectado a la industria en México, explicó el analista, en especial en algunas ramas como las de partes metálicas y computación.

PESE A TODO, BUENOS ?DATOS ANUALES

Los datos mensuales podrían no ser motivo de preocupación. Las variaciones no causan ruido, hubo una menor actividad en el sector secundario y terciario; sin embargo, la tendencia positiva se mantiene y en términos anuales hubo un desempeño notablemente mejor , comentó Janneth Quiroz, economista senior de Ve por Más Casa de Bolsa.

En cifras originales, el IGAE creció 6.2% y con él, las actividades primarias marcaron un avance de 12.1%, mientras que las actividades secundarias crecieron 5.9% y las terciarias 6.5% con respecto a febrero del año anterior.

Tomando en cuenta estos datos, Camarena adelantó un buen dato del PIB al primer trimestre del año. En los dos primeros meses del año el IGAE creció 5.4%, con lo que se espera que el PIB al primer trimestre resulte superior a 4.2% esperado, acercándose más hacia 5%, explicó el analista.

ana.valle@eleconomista.com.mx