El valor de capitalización bursátil de la petrolera estatal Saudi Aramco ha caído 200,000 millones de dólares desde su punto más alto después de su Oferta Pública Inicial en la Bolsa de Arabia Saudita.

Según publicó Business Insider, los papeles de la empresa pública más valiosa del mundo han caído más rápido desde que aumentaron las tensiones entre Estados Unidos e Irán.

En los últimos dos días los papeles de Saudi Aramco han perdido 1.87%, equivalente a una caída de en su valor de capitalización, equivalente a un  domingo, las acciones de Saudi Aramco cayeron 1.7 y 1.2%.

 En diciembre, Aramco se convirtió en la primera empresa pública en llegar a los 2 billones de dólares en valor de mercado, pero ahora vale cerca de 1.8 billones de dólares. Sus acciones cotizan en un nivel de 34.50 riales saudíes.

Los dos días de pérdidas sitúan a la acción de la empresa en su nivel más bajo desde su OPI el 11 de diciembre del 2019, y tan sólo 7% por encima de su precio de salida de 32 riales (8.53 dólares).

Las acciones de Aramco cayeron a pesar de que los futuros del petróleo Brent cerraron estables en 68.91 dólares por barril, una subida de 31 centavos, luego de tocar un máximo de 70.74 dólares por barril tras la liquidación del viernes.

Algunos analistas consultados por Business Insider han dicho que Irán podría atacar infraestructura petrolera y aumentar el costo del hidrocarburo como represalia a Estados Unidos.

Cualquier represalia se asemeja a los ataques a las instalaciones de Aramco en septiembre pasado, razón por la cual, el gobierno saudí retrasó la OPI de la petrolera.

A mediados de septiembre, la producción de Aramco se redujo a la mitad, luego de un ataque con drones armados bombardearan algunas de sus instalaciones petroleras.

Se normalizó

Sin embargo, Saudi Aramco regresó a su producción normal en sólo un mes y adelantó su OPI, aunque los ataques dejaron a muchos de los inversionistas con más dudas que respuestas en torno a la vulnerabilidad de la empresa a los riesgos geopolíticos.

Pese a que los ataques de Estados Unidos a Irán tiraron aún más el precio de la acción de Aramco, la empresa estatal saudí se vio resistente y evitó que sus papeles cayeran con mayor profundidad.

Arabia Saudita también ha mercadeado las acciones de Aramco como una inversión estable para el futuro del reino.

Clave

El gigante petrolero y su OPI en diciembre del 2019 son componentes clave en el plan del gobierno saudí para diversificar su economía y disminuir su alta dependencia del petróleo.

Incluso el gobierno podría intervenir en Aramco para mantener estable el precio de su acción, le dijo Asha Mehta, Acadian Asset Management senior portfolio manager, a Bloomberg en diciembre.

“Hay una amplia conciencia internacional de que el gobierno saudí es el principal inversionista en Aramco y de que está dispuesto a intervenir en los tiempos de volatilidad bursátil para mantener estable el precio”, indicó.

[email protected]