Banco Santander actualizó su plan de financiamiento para los dos próximos años, de cara a adecuarlo al cumplimiento de los nuevos requerimientos sobre absorción de pérdidas (TLAC, por su sigla en inglés) y de las exigencias regulatorias de capital.

El banco emitirá hasta 57,000 millones de euros en deuda entre el 2017 y el 2018, según hizo público.

Del total, hasta 32,000 millones de euros de colocarán este año y los restantes 25,000 millones, en el 2018.

Por tipos de deuda, Santander planea emitir hasta 9,000 millones en híbridos en dos años.

El grupo destaca su colchón de solvencia, que limita el riesgo de que los inversores de esos títulos vean cancelado el pago del cupón.

El BCE ha exigido a Santander una ratio de capital de máxima calidad de 7.75% este año para tener plena libertad a la hora de pagar dividendos, bonus o retribuir las emisiones de híbridos. El banco tiene actualmente un colchón de 3.19% sobre ese listón.

Santander emitió la semana pasada 1,000 millones de euros en deuda subordinada, que computa como capital de segunda categoría (Tier 2).

El grupo también prevé vender hasta 35,000 millones de euros en dos años en la nueva deuda senior non preferred, que absorbe pérdidas en caso de que un banco entre en problemas.

Santander ha reiterado que los requisitos globales de TLAC, que aún tienen que concretarse totalmente en la regulación en Europa, son manejables . Utiliza varios enfoques para emisión de este tipo de instrumentos.