Santander México tuvo una utilidad de 4,542 millones de pesos en el cuarto trimestre del 2016, sumando un beneficio de 15,715 millones de pesos en el año, 11% más que en el 2015.

Nuestro foco en rentabilidad implicó un crecimiento moderado de préstamos de 8% anual, por lo que el crecimiento de 23% del ingreso por intereses generó un aumento del margen financiero. Crecimos 11% anual en el ingreso neto, a pesar de un mayor nivel de tasa efectiva de impuestos , detalló Héctor Grisi, presidente ejecutivo y director general del grupo.

Al cierre del 2016 la cartera de crédito alcanzó los 591,428 millones de pesos, 8% más que los 547,745 millones del 2015. Destacaron los crecimientos anuales de 15.2% en empresas y de 10.5% en pymes; mientras que en el financiamiento a individuos destacaron los repuntes de 9.1% en consumo y 7.9% en tarjeta de crédito.

Santander mejoró su índice de cartera vencida al ubicarse, al cierre del 2016, en 2.48%, una baja de 85 puntos base con respecto al 3.33% del cuarto trimestre del 2015.

La disminución interanual en la cartera vencida de los créditos comerciales es resultado de avances adicionales con las vivienderas, reportados en el cuarto trimestre del 2016 , refirió el banco.

El índice de capitalización de Santander México se situó, al cierre del año pasado, en 15.7%, contra 15.6% del 2015.

En cuanto a los depósitos, estos crecieron 14.9% durante el cuarto trimestre del 2016 en su comparación contra el cuarto trimestre del 2015, representando 46.9% del total de las fuentes de financiamiento del banco.

edgar.juarez@eleconomista.mx