El líder de telefonía inteligente Samsung Electronics confirmó el jueves una esperada caída anual de utilidades, la primera desde el 2011, aunque una subida en el cuatro trimestre da a entender que las ganancias podrían estabilizarse a corto plazo.

El gigante tecnológico surcoreano perdió cuota de mercado durante tres trimestres consecutivos hasta el tercero (julio-septiembre) y los analistas creen que es posible que la tendencia continúe en el cuarto período (octubre-diciembre) gracias a la competencia de los iPhones de Apple y a rivales chinos de menor costo como Xiaomi.

No obstante, las expectativas en la demanda en su negocio de memorias y la mejora en sus teléfonos inteligentes de gama media-baja están impulsando las esperanzas de que Samsung haya podido detener al menos la caída en picada en sus utilidades trimestrales.

Samsung indicó que su utilidad operativa del cuarto trimestre podría alcanzar los 5.2 billones de wones (4,740 millones de dólares), frente a una previsión de 5 billones.

Esta perspectiva significa que la utilidad de Samsung del 2014 sería, probablemente, de 25 billones de wones surcoreanos, el más bajo de los último tres años; aunque marca un repunte desde el resultado del tercer trimestre, de 4.1 billones de wones, las ganancias trimestrales de la compañía han sido las más bajas en desde hace tres años.