Arabia Saudí decidió aplazar a 2019 la salida a bolsa de la petrolera nacional Aramco, inicialmente prevista este año y que suscita el interés de inversores de todo el mundo, indicó este lunes el Financial Times.

Según el periódico, responsables saudíes informaron de la decisión a responsables británicos. La salida a bolsa de Aramco debería ser la más importante de la historia pero se ha visto frenada por las dudas sobre la valorización de la compañía.

Varias fuentes indicaron al FT que el grupo saudí podría valer unos dos billones de dólares y que parte de la salida a bolsa se haría en la plaza de Londres.

El gigante petrolero no quiso confirmar ni desmentir la información.

"Saudi Aramco continúa examinando las opciones para su entrada en bolsa. Además de Tadawul, la bolsa local, se están estudiando activamente varias opciones internacionales y se tomarán las decisiones apropiadas cuando sea el momento", dijo el grupo saudí en un comunicado.

Por su parte el instituto Capital Economics dijo que la información del aplazamiento "no es una gran sorpresa teniendo en cuenta la complejidad de la transacción".

"El retraso aumenta probablemente las oportunidades de una nueva prórroga del acuerdo OPEP sobre las cuotas de producción" de petróleo, añade.

El proyecto inicial era salir a bolsa en el segundo semestre de 2018 con el 5% del capital, en el marco de un plan de reformas de las autoridades saudíes para reducir su dependencia del petróleo.

Las grandes plazas mundiales, como Nueva York, Londres o Hong Kong, esperan poder gestionar parte de la salida a bolsa de Aramco, que también debería cotizar en el mercado saudí.

El consejero delegado de la petrolera, Amin Nasser, dijo la semana pasada en una conferencia en Estados Unidos que el proceso de salida a bolsa iba "muy bien" pero sin dar detalles de donde se llevará a cabo.

erp