El S&P 500 superó el jueves la marca de 3,300 puntos por primera vez, en una sesión en la que los otros principales índices bursátiles de Estados Unidos también subieron a niveles récords impulsados por las acciones tecnológicas, sólidos datos de ventas minoristas y un positivo resultado de Morgan Stanley.

Las acciones del banco Morgan Stanley subieron 6.6% para liderar los avances del S&P 500, después de superar las estimaciones de ganancias y elevar sus objetivos de desempeño, coronando de gran forma los resultados de los grandes prestamistas estadounidenses.

La confianza de los inversionistas se incrementó aún más por los datos que mostraron que las ventas minoristas aumentaron 0.3% en diciembre, en línea con las estimaciones de economistas.

Las cifras indicaron que la economía estadounidense mantuvo un ritmo de crecimiento moderado a fines del 2019 y calmaron las preocupaciones sobre la salud del sector tras los decepcionantes informes de ventas navideñas de Target Corp y JC Penney Co Inc.

“El consumidor necesita estar fuerte y la evidencia de eso son las ventas minoristas que están bastante bien, después de la desaceleración de los últimos meses”, dijo Tom Martin, gerente de cartera de Globalt.

Las acciones tecnológicas, que han desempeñado un papel muy importante en el reciente repunte bursátil, lograron el jueves nuevas ganancias. El sector de tecnología de la información del S&P subió 1.4% a niveles récords, liderando las ganancias entre los principales sectores.

Los nuevos máximos alcanzados por Wall Street llegaron un día después de que Washington y Pekín firmaron un acuerdo que frena una guerra arancelaria de 18 meses que dañó los mercados financieros y el crecimiento global.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 0.92% a 29,297.64 puntos, mientras que el S&P 500 ganó 0.84%a 3,316.89 unidades.

El NASDAQ, en tanto, sumó 1.06% a 9,357.13 unidades, elevando su ganancia en el 2020 a  4.29 por ciento.

Europa también celebra

Las acciones europeas cerraron al alza el jueves, ya que la firma de un acuerdo comercial Fase 1 entre Estados Unidos y China despejó cierto nivel de incertidumbre a corto plazo, en una sesión marcada también por la caída de los papeles en Londres.

El pacto, firmado en Washington el miércoles, aún plantea interrogantes por el enorme compromiso de compra de bienes estadounidenses hecho por China, mientras se mantienen los aranceles existentes.

Sin embargo, la posibilidad de que se frene la dañina guerra comercial alentó levemente el interés por los activos de riesgo.

El índice paneuropeo STOXX 600 cerró con una subida de 0.2%, en contraste con el principal índice británico, que operó rezagado respecto de sus pares continentales con un descenso de 0.43 por ciento.

Las acciones del sector de servicios públicos alcanzaron sus niveles más altos desde fines de 2008 gracias a la fortaleza de la firma generadora de energía RWE AG, cuyas acciones subieron con fuerza en medio de informes de que el gobierno alemán planea compensar a la empresa con 2,900 millones de dólares por los costos relacionados con la prevista salida del carbón del país.