Para Standard and Poor’s, la tienda departamental mexicana El Puerto de Liverpool podría tener un 2017 complicado, por lo que ratificó las calificaciones de riesgo crediticio en escala global al asignarles el grado BBB+ , con perspectiva Negativa.

La calificadora no descarta bajar la calificación en un futuro de la tienda departamental.

El Puerto de Liverpool ha tenido 13 meses para olvidar debido a sus resultados en la BMV.

En el 2016 fue de las emisoras en la BMV más castigadas, ya que persentó un retroceso del 28.82% en el precio de su acción. En lo que va del presente año lleva una pérdida del 12% en su precio..

Sigue la mala racha

S&P no descarta bajar las calificaciones de Liverpool si su desempeño financiero es más débil de lo esperado, particularmente si la empresa no reduce su apalancamiento al ritmo esperado. De acuerdo con la calificadora, el nivel de apalancamiento de la empresa, que adquirió recientemente las tiendas Suburbia, es elevada en relación a los ingresos que generará el presente año.

Más deuda

Marisol Huerta, analista independiente, consideró que la calificación de la empresa iba a estar pendiente porque iba a necesitar mayores recursos para fondear la adquisición de Suburbia en México y de Ripleys en Chile. La analista de consumo agregó que con un entorno de alta en las tasas de interés y debilitamiento de la economía, de alguna manera su riesgo se incrementa .

Para Jorge Gordillo, analista de CiBanco, la calificación no fue positiva debido a que le bajó la perspectiva y la puso a revisión.

Antes de bajar la calificación le dan una tarjeta amarilla y está bien, porque lo que la tiene más afectada son puras percepciones, como la economía mexicana; parece que el entorno que vivimos actualmente pudiese tener un efecto negativo en el consumo, entonces va a sufrir momentos importantes el sector consumo y en especial el sector que tiene productos importados y sujetos al tipo de cambio , comentó el especialista. Los analistas coincideron en que la próxima calificación dependerá de los resultados que tenga la departamental, a pesar de que en términos generales el sector consumo tendrá una desaceleración, además de enfrentar un alza en las tasas de interés y la inflación que se presente durante el año.

Fitch Ratings en julio del año pasado calificó a Liverpool con un BBB+ , lo que representa que tiene un adecuado nivel de pago; sin embargo, no prevé un alza de calificación en escala internacional en los próximos 12 meses, debido a que la deuda se incrementará para hacer frente a las adquisiciones de Suburbia y cerca de 25% de la chilena Ripley.

[email protected]