Las acciones subían este martes en Wall Street e impulsaron al índice S&P 500 a máximos desde junio del 2008, alentadas por una ola de positivos resultados corporativos que incrementó el optimismo sobre las perspectivas del crecimiento económico.

Ford Motor Co, 3M Co y United Parcel Services Inc estuvieron entre las empresas que impresionaron al mercado, extendiendo una seguidilla de resultados trimestrales mejores que lo anticipado.

3M y UPS además elevaron sus estimaciones de ganancias para el año completo, lo que contribuyó al buen ánimo del mercado.

Las acciones de 3M -componente del Dow Jones- subían 2.47%, a 96.45 dólares, mientras que las de UPS sumaban 0.78%, a 74.22 dólares. Los títulos de Ford avanzaban 2.18%, a 15.88 dólares.

"Las muy positivas perspectivas de hoy implican que las cosas lucen muy favorables para más adelante", dijo Peter Andersen, gerente de cartera de Congress Asset Management.

"Estoy francamente encantado con los resultados de Ford, y el mercado está tomando algunos de estos datos como señales de fortaleza", dijo Andersen.

Aunque 73% de las acciones en la bolsa de Nueva York estaba en terreno positivo, había algunas decepciones.

Los papeles de Coca-Cola Co caían 1.59%, a 66.66 dólares, y eran el principal retroceso del Dow Jones después de reportar que sus resultados fueron afectados por una caída en las ventas en Japón.

U.S. Steel Corp y Netflix Inc también caían después de informar sus resultados trimestrales.

El promedio industrial Dow Jones subía 0.85%, a 12,585.76 unidades.

El Standard & Poor's 500 ganaba 0.87%, a 1,346.80 unidades.

Por su parte, el Nasdaq Composite sumaba 0.72%, a 2,847.40 unidades.

Los tres principales índices accionarios de Estados Unidos tocaron máximos para el año, y el Nasdaq se ubicaba en su nivel más alto desde fines del 2007 y borraba las pérdidas después de la caída que anotó en febrero.

Sin embargo, se mantenía algo de cautela en el mercado un día antes de que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, ofrezca una histórica conferencia de prensa tras la reunión de política monetaria.

El volumen transado era más débil que el promedio.

En el plano económico, la confianza del consumidor subió en abril debido a que las expectativas inflacionarias cedieron de alguna manera y permitieron a los consumidores sentirse más seguros de las expectativas a corto plazo, de acuerdo a un reporte del sector privado.