El S&P 500 terminó la sesión del jueves con una leve subida y el NASDAQ cerró en niveles récord, ayudado por un incremento de las acciones de Netflix, mientras las noticias sobre la propagación del brote de coronavirus desde China y unos resultados corporativos dispares frenaron el avance del mercado.

El S&P y el NASDAQ negociaban poco antes del cierre con caídas, pero la noticia de que Gilead Sciences Inc está evaluando su medicamento experimental contra el ébola como un posible tratamiento para el virus cambió la tendencia de ambos indicadores.

El Promedio Industrial Dow Jones cerró con un pequeño descenso.

El industrial Dow Jones cayó 26.18 puntos, 0.09%, a 29,160.09 unidades; mientras que el referencial S&P 500 ganó 3.79 puntos, 0.11%, a 3,325.54 unidades.

Pos su parte, el índice NASDAQ, de componente tecnológico, sumó 18.71 puntos, 0.2%, a 9,402.48 unidades.

Brote en China presiona

Pese a que funcionarios de salud de China pusieron en cuarentena a millones de personas para contener el brote de coronavirus, que hasta ahora ha cobrado 18 vidas, la Organización Mundial de la Salud indicó que era “demasiado pronto” para declarar una emergencia de salud global.

El brote ha presionado los mercados bursátiles mundiales, en momentos en que millones de chinos se preparaban para viajar por el Año Nuevo Lunar, que comienza el sábado.

La temporada de resultados del cuarto trimestre está cobrando fuerza. Los analistas ahora esperan que las ganancias se contraigan 0.7% respecto al mismo periodo del año anterior.

De las 74 compañías del S&P 500 que han reportado resultados, 67.6% ha superado las expectativas, según datos de Refinitiv.

IPC cedió

La bolsa mexicana perdió el jueves por tercera sesión de la mano de otras plazas como Nueva York, en medio de una ola de aversión al riesgo por el nerviosismo que ha generando un brote de coronavirus en China.

El referencial índice S&P/BMV IPC, integrado por las acciones de las 35 firmas más líquidas del mercado, bajó 0.28% a 45,476.43 puntos.

China cerró dos ciudades en el epicentro del brote de coronavirus que ha causado la muerte de 17 personas e infectado a casi 600. Los responsables sanitarios temen que la tasa de transmisión se acelere, ya que cientos de millones de chinos se desplazarán tanto en el país como en el extranjero durante las vacaciones del Año Nuevo Lunar.