Nueva York- El índice S&P 500 culminó este lunes su primer mes con pérdidas desde noviembre, tras otra jornada de descensos en Wall Street por señales de que la economía estadounidense podría estar desacelerándose y un nuevo ingreso de España en recesión que resaltó los riesgos de la zona euro.

El Dow Jones cayó 14.68 puntos, o 0.11%, a 13,213.63 unidades.

El S&P 500 perdió 5.45 puntos, o 0.39%, a 1,397.91 enteros.

El Nasdaq cayó 22.84 puntos, o 0.74%, a 3,046.36 puntos.

En el mes, el Dow terminó plano y el Nasdaq retrocedió 1.46 por ciento.

El S&P finalizó abril con una caída de 0.8%, pero los cuatro días consecutivos de ganancias de la semana pasada le ayudaron a recortar sus perdidas del mes.

Sin embargo, la más reciente seguidilla de datos económicos sugiere que la economía podría volverse más lenta en los meses de verano boreal e hizo que el mercado se estanque apenas por debajo de los máximos de cuatro años alcanzados más temprano este mes.

"Tuvimos un primer trimestre tan fuerte, y hemos perdido impulso en las últimas dos semanas", dijo Jake Dollarhide, presidente ejecutivo en Longbow Asset Management de Tulsa, Oklahoma.

Los datos reafirman el sombrío tono que cubre a Wall Street, junto con los temores que hemos tenido respecto a Europa", agregó.

España reportó este lunes que su economía entró en recesión en el primer trimestre porque los fuertes recortes del gasto público aplicados para reducir un enorme déficit fiscal, más los problemas del sector bancario, frenaron el crecimiento.

Si bien era esperado, las noticias resaltaron las serias turbulencias a las que se enfrenta la economía mundial.

Las acciones de los bancos registraron las mayores caídas en Wall Street, luego de que Standard & Poor's recortara este lunes la calificación crediticia de 11 entidades españolas tras recortar la semana pasada la nota de España.

El índice del sector financiero del S&P 500 cayó 0.6 por ciento.

Las acciones de Bank of America Corp retrocedieron 1.7% a 8.11 dólares y las español Santander que se transan en Nueva York descendieron 2.2% a 6.33 dólares.

Muchos inversionistas siguen aún preocupados respecto a la posibilidad de una retracción de las acciones ante el inicio del período estacional que comienza en mayo, especialmente si es acompañado por una economía más lenta y mayores problemas en Europa.

ros