El S&P 500 bajó el martes pero se mantuvo cerca de los máximos históricos de cierre alcanzados en sesiones consecutivas, mientras los inversionistas sopesaban más datos económicos estadounidenses alentadores y el nerviosismo antes de los próximos reportes de ganancias trimestrales.

Las ofertas de empleo en Estados Unidos aumentaron en febrero a un máximo de dos años, mientras que la contratación se recuperó. Los datos siguen al sólido informe de nóminas del viernes y el reporte del lunes que mostró que la actividad en el sector de los servicios había alcanzado un récord en marzo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó su previsión de crecimiento mundial al 6% este año desde el 5.5%, una tasa que no se veía desde la década de 1970.

Pero con una próxima temporada de resultados que se espera que muestre un crecimiento de las utilidades en el S&P 500 del 24.2% respecto del año anterior, los inversionistas pueden estar esperando a ver cómo de fuertes serán los reportes.

El Promedio Industrial Dow Jones cayó 0.29%, a 33,430.24 unidades, mientras que el S&P 500 perdió 0.10%, a 4,073.94 unidades. El NASDAQ bajó 0.05%, a 13,698.38 enteros.

El Dow Jones cayó un día después de que un repunte lo llevó junto al S&P 500 a máximos históricos.

El principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores, el S&P/BMV IPC perdió 0.54% a 47,985.43 puntos. El lunes, subió hasta 48,335.52 unidades, su mejor nivel desde octubre de 2018. El índice FTSE- BIVA, de la Bolsa Institucional de Valores, perdió 0.53% a 983 unidades.