La posibilidad de que los inversionistas continúen diversificando sus carteras en valores listados en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) será un verbo presente para los siguientes años, ya que la oferta en el mercado global crece.

Dicho mercado es una plataforma diseñada por la bolsa, la cual permite a cualquier persona la compra-venta de valores extranjeros que no fueron objeto de oferta pública en el país y que no se encuentran listados en el Registro Nacional de Valores.

De esta manera, empresas extranjeras siguen llegando a nuestro país. Hace unas semanas, la empresa alemana Puma Group, dedicada a la venta de calzado, vestimenta y accesorios deportivos, se sumó al Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC).

Desde 1986, dicha compañía se registró en la Bolsa de Valores de Alemania, dentro del segmento estándar principal y en el índice de pequeña capitalización SDAX de la Deutsche Börse.

Asimismo JPMorgan Asset Management informó que traerá a México nueve de sus fondos cotizados de renta variable en Estados Unidos. La oferta de Exchange Trade Funds (ETF) será listada en el SIC de la Bolsa a final de mes, informó la compañía global de gestión de inversiones.

“El proceso de listar en México los ETF de Estados Unidos que otorgan exposición a mercados de capitales globales confirma nuestro compromiso de proporcionar opciones de inversión innovadoras para los inversionistas mexicanos. Buscamos traer a México algunos de los mejores productos de JPMorgan”, dijo Juan Medina-Mora, representante en México de JPMorgan Asset Management, citado en el comunicado.

Los ETF de JPMorgan proporcionarán exposición a índices Smart Beta que, de acuerdo con la compañía, otorgan un mejor balance de riesgo-rendimiento que los índices tradicionales de mercado.

A la fecha el SIC, alcanzó un record con 1,581 valores a la fecha, los cuales  tienen su mercado de origen principalmente en la región de Norteamérica con 64% y Europa con 30 y 6% restante se distribuye en los mercados sudamericanos, asiáticos, de África y Oceanía.

Parte del impulso que detonó el crecimiento del mercado global se explica por los cambios en la regulación del 2014 que permite que cualquier inversionista pueda invertir en acciones de todo el mundo y en el 2017 donde ser permitió que el listado de valores lo realicen casas de Bolsa, bancos y asset manager de manera directa con la Bolsa.

De acuerdo con la BMV, un factor adicional a considerar es el bono demográfico, ya que las nuevas generaciones pueden adquirir este tipo de valores mediante dispositivos móviles o plataformas de negociación muy accesibles que han desarrollado intermediarios.

[email protected]