La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dio a conocer el programa de subasta de valores gubernamentales para el periodo de julio a septiembre de este año.

en él que destaca la reducción de 1,500 millones sobre el monto a ofrecer de Cetes a 28 y 91 días, cuyos importes a subastar cada semana quedan en 6,500 y 7,500 millones de pesos, respectivamente.

Para el resto de estos instrumentos de corto plazo, Cetes de seis meses y un año, los montos quedan sin cambio en 7,500 millones de pesos, cada uno.

Al respecto, analistas consultados observaron que la entidad empieza a retirar la liquidez que ofrecen estos instrumentos con vencimiento de hasta un año, y que se había incrementado a raíz de las preocupaciones de los inversionistas ante los problemas de restricción de liquidez generados por la crisis financiera a finales del 2008.

En cuanto a los instrumentos de largo plazo, los montos incrementados fueron los de los bonos a tasa fija de 10, 20 y 30 años, con un aumento de 500 millones de pesos, para cada uno, quedando en 7,000, 4,000 y 3,500 millones de pesos, respectivamente.

El resto de los importes de estos instrumentos no sufrieron modificaciones, con excepción del bono a tasa fija a cinco años, para el cual se contempla una colocación sindicada, cuyos detalles serán dados a conocer con oportunidad por la SHCP y el Banco de México.

Finalmente, dentro del programa de deuda gubernamental que se subastará durante el tercer trimestre del 2010, el único instrumento que en su monto sufrió una reducción fue el Bondes D a 5 años, que pasó de 1,500 a 1,000 millones de pesos.

Este programa estará vigente a partir del próximo martes seis de julio.

[email protected]