El Russell 2000 —índice que engloba a pequeñas emisoras por valor de mercado— presenta mayores rendimientos que índices como S&P 500 y Dow Jones, considerados referentes del mercado.

En lo que va del año, el Russell 2000 tiene una plusvalía de 6.64%, mientras que el S&P 500 —que contempla a las empresas más grandes y bursátiles de Estados Unidos— tiene un incremento de 2.22%; el Promedio Industrial Dow Jones, de 1.19 por ciento. Hasta el momento, sólo el NASDAQ Composite bate al Russell 2000, con un incremento de 7.11 por ciento.

La promesa de fortalecer la economía de Estados Unidos y de una política fiscal —ambas de Donald Trump— han sido los catalizadores del índice los últimos meses, dijo Gustavo Fuentes, analista bursátil.

La empresa más grande del Russell 2000 está valuada por encima de 5,000 millones de dólares y el valor promedio de cada emisora es de 1,000 millones de dólares, de acuerdo con información de CME Group.

Como referencia, las tres compañías más grandes por valor de mercado del S&P 500 (Apple, Amazon y Alphabet) suman 2.4 billones de dólares, superior a todo el Russell 2000.

El avance del índice de pequeñas emisoras no se queda en los rendimientos. Este lunes, anotó su duodécimo segundo máximo histórico marcado este año; hila cuatro récords las últimas jornadas.

Ayer, el Russell 2000 cerró en 1,637.44 unidades; el S&P 500 ganó 0.73% a 2,733.01 puntos; el Promedio Industrial Dow Jones subió 1.21% a 25,013.29 enteros, y el NASDAQ Composite avanzó 0.54% a 7,394.04 unidades.

“Si la economía norteamericana sigue con buenos números en la parte macroeconómica, se verá reflejado en los índices, incluido el Russell 2000”, explicó Fuentes.

Se estima que el crecimiento del Producto Interno Bruto de Estados Unidos sea de 2.5% este año, superior al de Alemania (2.29%), México (2.24%) y Canadá (2.10%), de acuerdo con pronósticos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

La relevancia de índices como el Russell 2000 no es menor.

“La composición y diversificación del índice permite sentir el movimiento real de la economía (en este caso de Estados Unidos). Debemos recordar que son las empresas pequeñas y medianas las que integran al índice (...) son las que luchan por subsistir y crecer”, detalló Fuentes.

En México

Mientras los índices de Estados Unidos están en positivo, el S&P/BMV IPC —de la Bolsa Mexicana de Valores— acumula una baja 8.20% en lo que va del año.

Este lunes, el índice cerró en 45,305.02 puntos, su nivel más bajo desde el 27 de diciembre del 2016.

Temas como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y la depreciación del peso (que acumula una baja de 5.86% frente al dólar en lo que va de mayo) han pasado factura a las emisoras mexicanas.


mario.calixto@eleconomista.mx