Rusia debería hablar con Arabia Saudita y otros miembros de la OPEP sobre un recorte en la producción para hacer subir el petróleo, dijo el miércoles el jefe del monopolio estatal Transneft, lo que generó una fuerte alza en los precios.

Todavía queda mucho para iniciar las discusiones sobre un recorte en Rusia, con muchos representantes de las petroleras locales diciendo que una reducción del bombeo es muy difícil y podría llevar a que Moscú pierda su porción del mercado.

Nicolay Tokarev dijo que en una reunión en Moscú el martes entre funcionarios y ejecutivos de petroleras se llegó a la conclusión de que se necesita un diálogo con la OPEP por los precios.

En la reunión se discutió sobre los precios del petróleo y los pasos que deberíamos dar colectivamente para mejorar la situación, incluyendo negociaciones con la OPEP , sostuvo Tokarev, según lo citó la agencia de noticias RIA.

Arabia Saudita es el principal negociador. Ellos son los primeros con los que nos tenemos que sentar a discutir , destacó, y agregó que un recorte del bombeo estaría en la agenda en conversaciones con miembros de la OPEP.

Si se producen discusiones con la OPEP, el panorama de Rusia cambiaría diametralmente. Los precios del petróleo han caído a 31 dólares por barril, desde cerca de 115 dólares a mediados del 2014, causando problemas en el presupuesto de Moscú y llevando a su economía a una recesión.

Aun así, la producción del país alcanzó en diciembre un récord pos-soviético de 10.80 millones de barriles por día (bpd), una cifra que lo equipara con Arabia Saudita, que produce más de 10 millones de bpd. La debilidad del rublo ha ayudado a las petroleras rusas a superar la caída en los precios.

Algunos miembros de la OPEP quieren un recorte coordinado del bombeo, para que los precios suban y esperan que Rusia haga su parte en el proceso.

Industria se resiste

Pero las cosas no serán fáciles. Dos destacados funcionarios rusos dijeron a Reuters que el gobierno no está discutiendo una posible cooperación con la OPEP.

No se están discutiendo medidas o un posible recorte de la producción , dijo una de las fuentes.

Otro funcionario, quien habló bajo condición de anonimato debido a la sensibilidad del tema, también sostuvo que el tema no es fácil. Es imposible coordinar el proceso y detener la producción en Rusia , sostuvo la segunda fuente.

Un alto directivo de una de las cuatro principales firmas de energía rusas dijo que un recorte coordinado no sería bien visto en la industria, que lucha contra una baja en la producción por el envejecimiento de los campos.

El Ministerio de Energía ruso declinó comentar el tema, al igual que Rosneft, la principal petrolera rusa. Gazprom Neft y Surgutneftegaz no respondieron los pedidos de comentarios.

Rusia mantiene conversaciones regulares con varios países sobre la situación de los mercados, entre ellos productores de la OPEP, pero por ahora no hay planes de acciones coordinadas, dijo el miércoles un portavoz del Kremlin.

Crudo sube tras posible acuerdo entre productores

Los futuros del petróleo subieron el miércoles, luego de que Rusia dijera que está discutiendo la posibilidad de cooperar con la OPEP, lo que generó esperanzas de un acuerdo que reduzca el exceso de oferta que hizo que los precios cayeran días atrás, a un mínimo de 12 años.

Rusia decidió que debería hablar con Arabia Saudita y otros miembros de la OPEP sobre un recorte de la producción, para hacer subir los precios del crudo, sostuvo el jefe del monopolio estatal Transneft.

El Ministerio de Energía ruso dijo que se discutió una posible coordinación con el cártel, en una reunión con petroleras locales.

Rusia, el mayor productor entre las naciones que no forman parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, trató en el pasado de alcanzar un acuerdo para recortar la producción, mientras lucha por una porción del mercado con Arabia Saudita.

La posibilidad de un acuerdo entre la OPEP y sus rivales hizo subir los precios 4%, el martes.

Los futuros del referencial Brent subieron el miércoles 1.30 dólares, o 4.09%, a 33.10 dólares por barril. Los futuros del referencial del petróleo en Estados Unidos (West Texas Intermediate) ganaron 85 centavos, o 2.7%, a 32.30 dólares por barril.

Los precios se habían afirmado desde temprano en la sesión, después de datos en Estados Unidos que mostraron un alza en la demanda semanal de productos como el combustible para calefacción.

El reporte de la Agencia de Información de Energía (EIA, por sus iniciales en inglés) mostró que los inventarios de destilados se redujeron más de 4 millones de barriles, contra pronósticos que estimaban un aumento recimiento de casi 2 millones de barriles.

La caída de los inventarios de destilados es positiva, pero sabemos que hubo clima frío en EU la semana pasada, así que el motivo detrás del descenso tuvo que ver con el clima y, por lo tanto, el impacto tendrá corta vida , dijo Tamas Varga, de PVM Oil Associates.

El reporte de la EIA mostró que las existencias de crudo de EU subieron a su mayor nivel histórico, mayormente por los incrementos registrados en la costa estadounidense del Golfo de México, una importante zona de distribución de crudo.

Por su parte, la mezcla mexicana de petróleo de exportación ganó 3.68% y se vende en 23.38 dólares el barril.