Rusia espera un aumento de su producción petrolera después de que acabe en abril de 2022 el actual acuerdo de la OPEP+ sobre recortes de suministro, según mostraron datos del Ministerio de Economía publicados el sábado.

Rusia, que -según el ministerio- espera bombear 507.4 millones de toneladas de crudo este año, buscará incrementar su producción en los tres próximos años hasta las 560 millones de toneladas, u 11.2 millones de barriles por día (bpd), en 2023.

Los datos ministeriales prevén un aumento de las exportaciones petroleras a 266.2 millones de toneladas para 2023, algo por debajo de las exportaciones del año pasado.

El reporte mostró una previsión de exportaciones de 225 millones de toneladas de crudo este año, por debajo de los 269.2 millones de toneladas de 2019. Los inventarios petroleros comerciales de los países de la OCDE podrían superar levemente el promedio de cinco años en el primer trimestre de 2021, antes de caer por debajo de ese nivel por el resto del año, dijo el secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo, el domingo.

El nivel de existencias petroleras en los países desarrollados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos es un referencial clave para la política de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados.