Rusia está dispuesta a recortar "gradualmente" su producción de petróleo en hasta 300,000 barriles por día en el primer semestre del 2017 como parte de un acuerdo con la OPEP, dijo este miércoles el ministro de Energía Alexander Novak.

Hablando a periodistas, Novak aseguró que Rusia acoge la decisión de la OPEP y espera que otros miembros que no pertenecen al grupo también se unan al acuerdo al reducir su bombeo acumulativo en hasta 300,000 bpd.

Novak no dio señales de cuál es el nivel desde el que Rusia está dispuesta a recortar su producción. Este año, el bombeo del país se encamina a alcanzar un máximo desde la era post-soviética.

estrategias@eleconomista.mx