El riesgo país de México ligó tres semanas con avances, luego de finalizar el viernes pasado en 206 puntos, con respecto al nivel observado el 27 de abril de 194 puntos, implicó un incremento de 12 unidades.

La semana pasada, este indicador económico superó el nivel de los 200 puntos al llegar a una cifra de 209 puntos, dato que no se veía desde el pasado 23 de junio del 2017, cuando se observó una cotización de 204 puntos.

En lo que va de este año, el riesgo país de México ha registrado un nivel máximo de 209 puntos, mientras su cotización más baja se estableció en los 168 puntos el pasado 1 de febrero.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó que al viernes pasado el riesgo país de México, medido a través del Índice de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI+) de JPMorgan, se encuentra en un nivel 18 puntos base superior al dato observado al cierre del 2017.

El EMBI es el principal indicador de riesgo país, y es calculado por el banco de inversión estadounidense JPMorgan Chase, el cual se estima entre la diferencia de la tasa de interés que pagan los bonos denominados en dólares, emitido por países subdesarrollados, en este caso México y los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

argentina y brasil, peor

La semana pasada, el riesgo país de Argentina se elevó 35 unidades, mientras que el de Brasil aumentó en 12 puntos base, para ubicarse el 4 de mayo en 454 y 261 puntos, respectivamente.

Este indicador económico refleja la posibilidad de que el país no cumpla en los términos acordados con el pago de su deuda externa, de acuerdo con la dependencia encargada de las finanzas públicas de México.

El riesgo país de México cerró el 2017 en 188 puntos base, nivel 44 puntos menos al del año previo. Su mínimo histórico es de 71 puntos, alcanzado el 1 de junio del 2007, mientras su nivel máximo se ubica en los 624 puntos base, reportado el 24 de octubre del 2008.

nerviosismo

El subdirector de Mercados Financieros de Banco Santander, Salvador Orozco Peña, comentó que el aumento del riesgo país de México se explica por el nerviosismo que existe sobre la firma de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), además de la inquietud que comienza a generar el proceso de elecciones presidenciales de México.

El experto agregó que el aumento de este indicador económico es un síntoma de que existen algunas variables de la economía mexicana que no marchan bien, por lo que en muchas ocasiones los inversionistas extranjeros tienden a exigir un mayor premio para seguir trayendo sus capitales al país.