El riesgo País de México se encuentra nuevamente por debajo de los 200 puntos, nivel que no se veía desde los primeros días de septiembre pasado cuando se encontraba en los 195 puntos, gracias a la confianza que existe del inversionista en el mercado mexicano.

El indicador macroeconómico está en 199 puntos, con respecto a la cifra del cierre del año pasado de 229 puntos, significa un ajuste a la baja de 30 puntos. El nivel más alto alcanzado en lo que va de este año, fue antes del discurso de la toma de posesión del presidente estadounidense Donald Trump, el cual alcanzó 248 puntos (10 de enero).

En la crisis económica de 2008-2009, el riesgo país marcó un nivel récord de 628 puntos, el cual se observó el 24 de octubre del 2008.

El Riesgo País mide el grado de confianza de los inversionistas extranjeros de tener títulos gubernamentales y resulta de la diferencia entre los bonos a plazo de 10 años denominados en dólares de México y Estados Unidos. En se sentido, los bonos a 10 años de México cotizan en 3.68%, mientras los de Estados Unidos son negociados en 2.31%, que implica una diferencial de 300 puntos. El aumento de este indicador económico es un síntoma de que existen algunas variables de la economía que no marchan bien, por lo que en muchas ocasiones los inversionistas extranjeros tienden a exigir un mayor premio para seguir trayendo sus capitales al país.

El analista económico sénior de CIBanco, James Salazar, comentó que el mejoramiento del riesgo país se derivó básicamente a que existe una mejor percepción sobre el desempeño de lo que puede hacer México, después de que no se materializó el peor escenario.

El experto explicó que en términos relativos México traía un proceso de reformas estructurales, dándole cierta estabilidad económica, con lo cual vuelve a convertirse un mercado atractivo para los inversionistas, sobre todo para las economías emergentes, en la que se encuentra la mexicana.

Seguirá bajando

El analista agregó que hay posibilidades de que el riesgo país siga ajustándose a la baja, con el pronóstico de llegar a un nivel de 150 puntos en dos meses, aunque a partir del segundo semestre podría presionarse por el comienzo de la revisión del TLCAN. La analista de mercado de cambios de BX+, Mariana Ramírez expuso que este indicador económico en el corto plazo podría presentar escaso movimiento, es decir, existe la perspectiva de que fluctúe sobre los mismos niveles en que actualmente se encuentra.

[email protected]