La moneda nacional iraní, el rial, volvió a caer el martes respecto al dólar, perdiendo 18% de su valor en dos días en vísperas de la nueva aplicación, el 6 de agosto, de sanciones estadounidenses contra Irán.

Desde principios de año, el rial ha perdido casi dos tercios de su valor.

El martes, un dólar se cambiaba por 119,000 riales en el mercado no oficial, es decir una caída de 18% respecto al domingo, cuando valía 100,000 riales.

El 1 de enero de 2018, bastaban 42,900 riales para comprar un dólar.

En este contexto de crisis monetaria aguda, el presidente iraní Hasan Rohani, un moderado, remplazó la semana pasada al gobernador del Banco Central iraní, Valiollah Seif, por Abdolnaser Hemati.

El banco afirmó el lunes que la volatilidad de la divisa nacional es debida a "la conspiración de los enemigos" y prometió nuevas medidas "en los próximos días" para contrarrestar este desplome.

El gobierno iraní intentó en abril frenar la caída estableciendo un cambio fijo de 42,000 riales por dólar y amenazando con actuar contra los cambistas en el mercado negro. Pero los bancos se negaron a vender sus dólares a esta tasa artificialmente baja y las autoridades tuvieron que permitir mayor flexibilidad.

La febrilidad de la divisa iraní está ligada a la retirada unilateral de Estados Unidos del acuerdo internacional de 2015 sobre el programa nuclear de Teherán. El presidente Donald Trump decidió restablecer las sanciones contra Irán en dos etapas, el 6 de agosto y el 4 de noviembre.

erp