Las ventas de casas nuevas unifamiliares en Estados Unidos cayeron en mayo por primera vez en tres meses, pero los inventarios de nuevas viviendas a la venta alcanzaron mínimos récord y el precio medio de venta subió ligeramente, mostró este jueves un informe del Gobierno.

El Departamento de Comercio dijo que las ventas de nuevas viviendas cayeron 2.1% a una tasa anual ajustada estacionalmente de 319,000 unidades.

Economistas consultados por Reuters estimaban que las ventas mostrarían una baja a 310,000 unidades en mayo.

El declive puso fin a dos meses consecutivos de fuertes avances en las ventas de las casas, tras subir 6.5% en abril y 8.9% marzo.

El departamento dijo que el precio medio de las nuevas viviendas subió a 222,600 dólares en mayo desde 217,000 dólares en abril, marcando el primer incremento en los precios desde el pasado diciembre.